lunes, 22 de febrero de 2010


LA LECTURA COMO ACTO DE PRODUCCIÓN

Escribir es un acto de producción intelectual y a veces artística. Pero leer también
lo es. Cuando se lee nacen nuevas ideas, se reflotan otras casi olvidadas, se
relacionan hechos y personajes. Leer es un hecho creativo. Aunque la creación lectora
no se perpetúe en un papel, la lectura crea y enriquece el espíritu. En el club de
lectura verbalizamos esa creación y en AÑOLEER la materializamos para animarnos
a seguir leyendo y creando. Cuando se lee para el club de lectura se saca mayor
rendimiento. No sólo leemos por mero placer, sino, para encontrar esas frases y esas
ideas dignas de recordar y debatir. Como añade Francisco, esta lectura se enriquece
con la aportación de los demás compañeros. Cuando el libro no nos parece bueno se
puede saborear el gusto de criticar la obra con o sin fundamentos pero “machacando”
al autor. En algo habrá fallado.

sábado, 20 de febrero de 2010

A pocos kilómetros de Madrid





SEGOVIA: UN DESCUBRIMIENTO
La ciudad de Segovia fue uno de mis mayores descubrimientos turísticos porque, cuando fui por primera vez , esperaba ver el famoso acueducto romano y poco más.
Sin embargo, apenas llegar quedé maravillado con el encantador Alcázar. Además de la imponente construcción medieval, se puede observar una decoración que te sumerge en la historia. El Alcázar posee varias salas dedicadas a armaduras. Otras, cuentan con una fantástica colección de armas.
El artesonado es muy llamativo y está en excelentes condiciones. Hay espacios muy coloridos ideal para ser fotografiados.
La torre brinda unas impactantes vistas. Pero las escaleras para llegar hasta lo alto son estrechas y los escalones muy altos. Al día siguiente sentirás las consecuencias del esfuerzo si no estás en buen estado físico.
Saliendo del Alcázar, el paseo por la ciudad es gratificantes. Rincones únicos se suman a llamativas construcciones, como la casa de los picos. El acueducto romano es el mayor regalo que la historia le hizo a esta ciudad y es el mejor cierre para la visita. Sin olvidar, que enfrente del acueducto se puede disfrutar de un delicioso cochinillo segoviano.
Si queda tiempo se puede aprovechar la tarde para visitar La Granja-San Ildefonso que está a sólo 11 kilómetros de Segovia.




La excelente decoración del Alcázar te transportará a otros tiempos


El Alcázar se encuentra en óptimas condiciones



Espacios ideales para fotografiar a la familia




¿Cómo lo habrán hecho y cómo todavía no se cayó?,
esos fueron mis pensamientos al verlo




El cochinillo no es un plato barato pero lo pagué con gusto

martes, 16 de febrero de 2010

Un libro que no vale lo que cuesta



Periodismo de proximidad

Autores Xosé López García y Juan Maciá Mercadé. Editorial Síntesis

(16,50 euros)


Claves:


El medio local recoge aspectos de la identidad cultural de la sociedad en la nace. Un medio local no sólo informa del ámbito local, sino que informa desde el ámbito local.


La prensa cercana cultiva y fortalece la raigambre de las comunidades locales.


El periodista local debe especializarse en todas las temáticas que se producen en su ámbito ya que las debe cubrir en detalle, con rigor y con calidad. Los medios locales están ante una oportunidad que deben aprovechar potenciando y ratificando su localismo.


En el periodismo local destaca el denominado periodismo de servicio, es decir, a cómo las noticias afectaran a los lectores personalmente, a qué pueden hacer frente a un problema.


El desarrollo de los periódicos locales se ha visto acompañado por un fenómeno de “edicionalización”, proceso mediante el cual los medios de difusión nacional o regional adaptan parte de sus páginas con diferentes contenidos locales.


La demanda de información local se ha acentuado en los últimos años como consecuencia de la fragmentación de la audiencia en función de sus propios intereses dentro de la sociedad multi-informada.



La construcción de proyectos de futuro está identificada en tres grandes vetas: un proyecto político compartido, un proyecto económico de desarrollo y un proyecto simbólico de comunicación.



En el periodismo local, periodistas, público y protagonistas de la información conviven a diario. En muchas ocasiones los cronistas son también partícipes de los acontecimientos. Se produce una interacción vivencial entre el periodista y su público.


La información se entiende no como producto, sino como un bien social.

El poder cuánto más cercano más aprieta, es decir, trata de influir y condicional el mensaje final.


Profesionalización de las fuentes


Internet es comunicación global y local.




Comentario


Es un libro académico, como sus autores. Con seguridad nunca han trabajado en medios locales. El libro es posiblemente útil para estudiantes universitarios y para nadie más. Los autores confunden periodismo local con medios locales y el libro habla extensamente de ese tipo de medios, su desarrollo histórico y geográfico. Poco dice del trabajo del periodista, del tratamiento periodístico del contenido ni de cómo hacer viable un medio local. Es un vuelo a vista de pájaro. Algunos conceptos, incluso frases enteras se repiten. Sus más de 150 páginas están llenas de citas y cifras de difusión y de números de cabeceras regionales. Los 16,5 euros no han valido la pena.


lunes, 15 de febrero de 2010

Colmenar de Oreja


MUCHO MÁS QUE ULPIANO CHECA

Colmenar de Oreja es una bella localidad madrileña cercana a la famosa Chinchón.

Una domingo de invierno cuando volvíamos de Chinchón pasamos por Colmenar y nos encantó. Destaca su Plaza Mayor, más moderna que la de su vecino, pero igual de interesante; Fuente del Barranco o de Zacatín; su museo pictórico dedicado a Ulpiano Checa; y sus miradores.
Nos quedamos hasta el atardecer y disfrutamos de unas lindas estampas. Si vas a Chinchón, deja un par de horas para Colmenar de Oreja. Vale la pena.

Plaza Mayor del siglo XVII

Pintura de Checa


Checa también se dedicó a la escultura


Fuente del Barranco o de Zacatín


El centro urbano desde el mirador


Atardecer

martes, 9 de febrero de 2010

Turismo

NO PASES DE CORUMBÁ


Corumbá es la puerta de entrada al pantanal matogrossense y ciudad de paso para los mochileros que recorren Latinoamérica.



Corumbá, lugar distante en tupí-guaraní, hace reflejo a su nombre. Se encuentra en la frontera de Brasil con Bolivia a 1500 kilómetros al noroeste de São Paulo. Hasta no hace mucho, para llegar a la ciudad por tierra había que coger carreteras de tierra y dos balsas para cruzar los ríos Paraná y Paraguay, o tomar el llamado tren de la muerte desde Santa Cruz, Bolivia. En la actualidad, las comunicaciones han mejorado .

El visitante se encontrará con una ciudad aparentemente tranquila, con anchas calles adoquinadas y con un calor intenso y húmedo que no se hará olvidar.

El día en Corumbá comienza temprano. A las 7 el sol ya quiere calentar y es buen momento para levantarse y disfrutar de un paseo. Conocer el centro se hace inevitable a la hora de hacer compras y programar algún paseo por el pantanal. Por su belleza destaca la plaza de la Constitución y las iglesias circundantes. Pero lo que más llama la atención es la estructura de cuidad baja (sólo hay dos edificios torre) y sus casas coloridas.


"Coreto" en la Praça da Independência

La zona del puerto es sin duda la más bella de la ciudad, a orillas del río Paraguay y con vistas al pantanal. Es recomendable hacerle dos visitas. Una de día y otra al atardecer. El puerto alberga las construcciones que fueron testigo de un pasado próspero de la ciudad, allá a principios del siglo XX. Corumbá era considerado el tercer puerto fluvial del mundo. Conectado con Asunción y Buenos Aires, el comercio internacional había hecho que tuviese sucursales de 25 bancos internacionales. La Casa Vanderley, Bais & Cía, hoy Museo de la historia del Pantanal, y la Casa Vásquez, construida en 1909 por un arquitecto italiano, son muestras de aquel pasado mejor. En el puerto se pueden contratar pequeñas embarcaciones para pasear por el río a 20 euros la hora. También se pueden hacer excursiones en barcos, que por 18 euros por persona te darán de almorzar y te llevarán a ver algunos de los animales más simbólicos del pantanal.



A sólo unos minutos del centro de la ciudad, el visitante se encuentra con una naturaleza virgen y accesible. Familias de carpinchos, el roedor más grande del mundo, se puenden observar a la salida del puerto. Los yacarés pasean por el río y sus afluentes. Los tuiuis, coloridas aves de dos metros de envergadura, caminan al paso de la lancha. Y por todos lados aves coloridas.

Corumbá también tiene su Cristo.