miércoles, 11 de febrero de 2015

Año Greco

La Fundación El Greco 2014 ha finalizado su proyecto con “un ligero superávit económico”, con cifras “satisfactorias”. En inversión directa se han destinado alrededor de 15 millones de euros, mientras que en inversión publicitaria y comunicación la cifra ha ascendido a unos 7 millones de euros.

Las exposiciones en los seis "Espacios Greco" sumaron un millón y medio de visitas. En el Museo de Santa Cruz,  la exposición contabilizó 250.000 visitas a la exposición ‘El griego de Toledo’, mientras que ‘El Greco: Arte y Oficio’ ha reunido a 1.000 visitantes diarios durante tres meses, con un total de 90.063 visitantes.


Más turistas en hoteles


La ciudad de Toledo ha cerrado el 2014, Año Greco, con cerca de 3,5 millones de visitantes y  900.000 pernoctaciones, lo que supone un 22 % más de los que se hospedaron en el año 2013, según informa el Ayuntamiento.

En 2014, según los datos del Instituto Nacional de Estadística a los que se refiere el Consistorio, se contabilizaron un total de 898.547 pernoctaciones hoteleras, de ellas 641.822 de visitantes españoles y 256.725 de turistas extranjeros.

En comparación con otros años en los que la ciudad ha acogido importantes eventos, como la celebración, en 2005, del IV centenario de la primera edición del Quijote, el aumento es del 33 %.


El Hospital Tavera, el más beneficiado


Las 900.000 visitas a la catedral de Toledo durante 2014 suponen un incremento de alrededor del 15% respecto a los datos de años anteriores.

En cuanto al Hospital de Tavera, fuentes de la Fundación Medinaceli confirman que se han rebasado las 100.000 visitas, lo que supone multiplicar por seis el número medio anual que reciben y que se sitúa entre las 15.000 y las 18.000.

Una vez que el Año Greco ha terminado, el Hospital Tavera mantiene el discurso expositivo diseñado para la sacristía con motivo del Año Greco. La sacristía acoge cinco cuadros del Greco, entre ellos su espléndida «Sagrada Familia» y la escultura «Cristo Resucitado» que es la única documentada que existe de Dómenicos Theotocópuli.

El incremento de visitantes en la catedral y Tavera coincide con una mayor afluencia, también, en los Museos del Ejército, Sefardí y del Greco, que han sumado 990.883 personas durante 2014. De los tres, el Museo Sefardí ha sido el más visitado (375.170), seguido del Museo del Ejército (327.049) y el Museo del Greco (288.664), que obtuvo una cifra muy superior a la de 2013 (192.457) y a la del año 2012 (174.434).

Los numerosos visitantes que llegaron a la ciudad testifican el fenómeno turístico auspiciado por la celebración en Toledo del IV Centenario de la muerte de El Greco. Sin embargo no se puede hablar de un auténtico «boom». Hubo una visita multitudinaria a algunas exposiciones y museos, pero el incremento del número de pernoctaciones (22%) y de las visitas a la Catedral (15%), se puede entender como una respuesta natural a la mayor inversión publicitaria y presencia informativa producida por el Año Greco. 


lunes, 2 de febrero de 2015

FITUR no debería sonar como una fiesta de pueblo

Segundo año consecutivo en Fitur como público general. El factor novedad se redujo al mínimo. Algunos países nuevos como Azerbaijan o los siempre llamativos México y Costa Rica, pero en general, los stands eran similares a los del año pasado. Creo que redujeron gastos en diseño y en regalos. ¡No pillé ni un boli! Hasta las bolsas escaseaban. Por suerte estaba Galicia para salvarnos.

Comida sí que hubo. Nada en comparación a cómo se auto-agasajaron las autoridades el primer día, pero picamos mucho aperitivo salado y chocolate. Esperamos con gusto por un delicioso té en el stand de Porto. Vi de lejos danzas polinesias, centroamericanas y brasileñas, y más de cerca danzas tradicionales egipcias, valencianas, de la India, una exhibición de tango y otra de torres humanas.



La música es un problema porque retumba y se entremezclan unas con otras. Es una pena para los músicos y una molestia para los visitantes. No sé si la solución es un gran escenario central pero la gran feria internacional del turismo no debería sonar como una fiesta de pueblo.

No existe la venta. Si no preguntas nadie te ofrece información, si lo haces solo atienden a tus demandas. ¿Cómo pregunto por algo que no sé que existe? Creo que los trabajadores de los stands de los ayuntamientos y comunidades autónomas tendrían que ser más proactivos, ir a por el  potencial cliente y vender sus atractivos turísticos.

Lo que veo positivo es que en Fitur trabaja gente de todas las edades, razas y atributos de belleza. Aunque echo de menos un poco más de negritud en los stands de Haití, República Dominicana y otros países caribeños, me parece correcto que no te quieran vender un país con una belleza del personal contratado.

Tras caminar 8 horas termino mi día de feria con un merecido descanso al ritmo del jazz con vodka del stand de Polonia. Me vuelvo a casa con mis 7 kilos de revistas y folletos (eso que me corté bastante) pero sin haber descubierto nuevos destinos turísticos.

Al final, seguiré decidiendo mis viajes por una información u oferta que encuentre en internet o por la invitación de algún amigo. Tranquilos, no se sientan presionados. Soy consciente que nadie lee hasta el final.